portalforojuridico-abogadosdisruptivos-ignaciobermeo

Ignacio Bermeo Juárez

Fundador y CEO de TRATO

LA FUNCIÓN PRINCIPAL DEL ABOGADO DEBE INCLUIR SOPORTAR TECNOLÓGICAMENTE LAS OPERACIONES DE SUS CLIENTES PARA EVITAR DETENER SU NEGOCIO, FACILITAR EL CIERRE Y PREVENIR CUALQUIER PLEITO VIRTUAL.

ESTUDIOS

Licenciado en Derecho por la Facultad Libre de Derecho de Monterrey. Maestría en Regulación por la Universidad London School of Economics & Political Science, Maestría en Administración Pública y Políticas Públicas por el ITESM.

MOTIVACIÓN

Estudié Derecho por la filosofía que está detrás del actuar del ser humano y el alcance de sus acciones. Desde niño quise conocer la razón por la cual existe el orden de las cosas debido a que siempre he sido crítico de las normas impuestas por mis antecesores.

EL FUTURO DE LA PROFESIÓn

La base del Derecho no cambia, depende esencialmente de la especialidad, la manera en que se practica cada área del Derecho. Esto nos lleva a resaltar que la práctica del Derecho cambia radicalmente con el uso de la tecnología. La actividad no se desarrolla de la misma manera debido a que tenemos a nuestra disposición nuevos retos y nuevas formas de soportar un negocio.

USO DE LA TECNOLOGÍA

El abogado está obligado a estudiar el efecto que tienen las nuevas tecnologías en las operaciones que realizan sus clientes y debe hacer uso de las mismas para hacer más eficiente su trabajo o prestar un servicio acorde a la realidad. Los abogados que no usen las tecnologías serán superados por los abogados innovadores, por lo que eventualmente disminuirá su participación en la industria jurídica.

EMPRENDIMIENTO

TRATO es un software en la nube basado en blockchain que facilita a la empresa un mecanismo para crear contratos inteligentes, cuenta con innovadoras capacidades de automatización, trazabilidad, extracción de información relevante y mejora drásticamente el flujo de contratos entre la empresa con sus clientes y/o proveedores. Con el uso de TRATO se ha incrementado el número de transacciones comerciales que se realizan de manera digital. Por la velocidad con que se establece un negocio en la actualidad, las transacciones no cuentan con un soporte adecuado, aún aquellas que ocurren de manera presencial. Los abogados internos están obligados a responder con mejores mecanismos de soporte jurídico para atender este tipo de transacciones y también deben involucrarse con mayor profundidad en las operaciones que las empresas llevan a cabo.

VISIÓN DEL DERECHO

Las universidades apenas están empezando a prestar una mayor atención a los efectos que tiene la tecnología en las diversas áreas del Derecho: civil, comercial, penal, laboral, fiscal, administrativo, etcétera. Es el deber del abogado de hoy estudiar las implicaciones que la tecnología tendrá sobre todas las actividades reguladas por el Derecho. Ya está ocurriendo. Los efectos de la tecnología están ahora siendo fuente de creación del Derecho.

Citando al emblemático personaje de Star Wars: You must unlearn what you have learned… Try not. Do. Or do not. There is no try”. Lo que nos enseñaron en la carrera de Derecho ya no es válido y cada día se aleja más la teoría de la práctica. Nuevamente, las bases del Derecho no cambian, pero la práctica debe de adaptarse a la costumbre, a la nueva forma de hacer negocios.